Archivo mensual: septiembre 2007

Santiago para todos

Voy en el Metro….otro día igual.
Mi teléfono suena…. una amiga me está llamando desesperada: “He tenido un hijo diferente…… tiene síndrome de Down”.
Siento pena por ella. No se responder sus preguntas:
¿Qué es el síndrome de Down? ¿Tendrá oportunidades en Santiago?
¿Podrá asistir al colegio de sus hermanos?¿Viajará en metro?
Cuelgo y pienso: “qué pena…menos mal que no me tocó a mi”….
Pero no me quedo indiferente….quiero saber más a cerca de estas personas…..¿Cómo?
“No dejes que tus hijos en 30 años más, se sigan preguntando lo mismo”
La integración es el camino.

Fabiana-Karin

Una boda especial

Por años hemos estado “bombardeados” por lo que las personas con síndrome de Down NO PUEDEN HACER.Es hora que comencemos a mostrar lo que SI ES POSIBLE.La idea no es asegurar que todos se van a casar,ni que todos encuentren ahí su felicidad, (tampoco es así con el resto de las personas),simplemente es ser un poco más justos y no cegarse a ninguna posibilidad.Darnos y darles la opción de soñar hoy, puede que abra una oportunidad para mañana….posibilitarles que elijan una pareja en un futuro, depende en gran medida de tu creencia hoy.

Lectura

 La lectura facilita enormemente el proceso de integración de alumnos con síndrome de Down, ayuda a una mayor autonomía y finalmente mejora la calidad de vida. Hay investigaciónes que arrojan resultados positivos referentes a la utilización de métodos de lectura global y aprendizaje de la lectura comprensiva (ver capítulo 1 y 2 del libro: “Síndrome de Down: lectura y escritura”, de las autoras Maria Victoria Troncoso y Mercedes del Cerro)

El video muestra que utilizando las herramientas indicadas y teniendo las creencias en el niño y en uno mismo, no hay límites ni techos que valgan.

SD y Mitos

Mi hija mayor nació hace 11 años con síndrome de Down. Ama ir al colegio al igual que ama estar con su familia. Siempre le ha gustado aprender, se interesa y empeña incluso cuando más le cuesta. Le encanta cantar, se interesa por los idiomas y el computador. Es una niña sensible y cariñosa. 

 Caterina nació con Síndrome de Down, y junto con su síndrome nació en mí una tarea que va más allá de mi hija. Me refiero a la tarea de valorar la diversidad, me refiero a la tarea de respetar la individualidad, me refiero a la tarea de quebrar mitos aparecidos hace más de 30 años, los cuales hoy ya no corresponden en absoluto a nuestra realidad. Me refiero también a la transmisión de lo que yo he aprendido junto a mi hija durante estos 11 años. 

 Quiero partir diciendo que Caterina es Caterina, y no es Down; ella es Caterina y tiene síndrome de Down. Pequeñas sutilezas en el lenguaje producen grandes cambios culturales. Ella es mi hija Caterina, tiene 11años, etc… y una de sus muchas características es que tiene síndrome de Down. Qué bien nos haría a todos ver en ella a Caterina, mi niña, ver en ella sus capacidades y no sus discapacidades, las que por lo demás todos tenemos.
 

Existen muchos mitos que junto a quienes quieran las invito a derribar:

1.    Son angelitos

2.    Son agresivos / cariñosos

3.    Son incapaces de aprender

4.    Son buenos para comer

5.    No entienden

6.    Son buenos para el arte

7.    Son gordos

8.    Se arrancan

9.    Tienen la lengua afuera

10.Hay que ayudarlos en todo

11.Son enfermos

12.Son todos iguales

13.Otros…  

Les invito ahora a anteponer siempre: “Al igual que el resto de los niños” 

1.    Al igual que el resto de los niños, dependiendo de su carácter y estado de ánimo, puede que sean angelitos o diablitos.

2.    Al igual que el resto de los niños, depende de cómo los trates: si los tratas bien son cariñosos, y si los tratas mal son agresivos.

3.    Al igual que el resto de los niños, algunos aprenden más rápido que otros: todos aprenden.

4.    Al igual que el resto de los niños, algunos son buenos para comer y otros no. La Cate, por ejemplo, regula sola su apetito. Al igual que la mayoría de los niños, ella ama los helados y las papas fritas.

5.    Al igual que el resto de los niños, les aseguro que entienden mucho más que lo que nosotros jamás nos imaginamos.

6.    Al igual que el resto de los niños, algunos son buenos para  la pintura y otros no.

7.    Si tienen problemas para mantener su peso, probablemente es por problemas a las tiroides que no se han detectado.

Al igual que el resto de los niños, algunos son gordos y otros no.

8.    Al igual que el resto de los niños, si los dejan arrancarse cuando quieren, se arrancan. Si les enseñan, al igual que el resto de los niños, no lo harán.

9.    Si bien la mayoría de las personas con síndrome de Down presentan flacidez muscular, el tema de la lengua es absolutamente educable. Al igual que el resto de los niños, hay que darles el derecho a aprender y creer en ellos.

10.Al igual que el resto de los niños, hay algunos a los que hay que ayudarlos más que a otros. Al igual que el resto de los niños, si se les da la oportunidad y no se les sobreprotege, logran mayor autonomía.

11.No son enfermos, en su estado regular están absolutamente sanos. Su estructura genética es distinta a la de las personas sin síndrome de Down. Distintos no es igual a enfermos.

12.Al igual que el resto de los niños, cada niño con síndrome de Down es absolutamente distinto de otro. No existen diferentes grados de síndrome de Down, lo que existen son las diferencias comunes entre un niño y otro.   

La creencia en nuestros hijos lo es todo. Su persona está por sobre su condición.

Los invito a recorrer juntos este camino ambicioso de generar cambios culturales para una sociedad más justa para todos.