SD y Mitos

Mi hija mayor nació hace 11 años con síndrome de Down. Ama ir al colegio al igual que ama estar con su familia. Siempre le ha gustado aprender, se interesa y empeña incluso cuando más le cuesta. Le encanta cantar, se interesa por los idiomas y el computador. Es una niña sensible y cariñosa. 

 Caterina nació con Síndrome de Down, y junto con su síndrome nació en mí una tarea que va más allá de mi hija. Me refiero a la tarea de valorar la diversidad, me refiero a la tarea de respetar la individualidad, me refiero a la tarea de quebrar mitos aparecidos hace más de 30 años, los cuales hoy ya no corresponden en absoluto a nuestra realidad. Me refiero también a la transmisión de lo que yo he aprendido junto a mi hija durante estos 11 años. 

 Quiero partir diciendo que Caterina es Caterina, y no es Down; ella es Caterina y tiene síndrome de Down. Pequeñas sutilezas en el lenguaje producen grandes cambios culturales. Ella es mi hija Caterina, tiene 11años, etc… y una de sus muchas características es que tiene síndrome de Down. Qué bien nos haría a todos ver en ella a Caterina, mi niña, ver en ella sus capacidades y no sus discapacidades, las que por lo demás todos tenemos.
 

Existen muchos mitos que junto a quienes quieran las invito a derribar:

1.    Son angelitos

2.    Son agresivos / cariñosos

3.    Son incapaces de aprender

4.    Son buenos para comer

5.    No entienden

6.    Son buenos para el arte

7.    Son gordos

8.    Se arrancan

9.    Tienen la lengua afuera

10.Hay que ayudarlos en todo

11.Son enfermos

12.Son todos iguales

13.Otros…  

Les invito ahora a anteponer siempre: “Al igual que el resto de los niños” 

1.    Al igual que el resto de los niños, dependiendo de su carácter y estado de ánimo, puede que sean angelitos o diablitos.

2.    Al igual que el resto de los niños, depende de cómo los trates: si los tratas bien son cariñosos, y si los tratas mal son agresivos.

3.    Al igual que el resto de los niños, algunos aprenden más rápido que otros: todos aprenden.

4.    Al igual que el resto de los niños, algunos son buenos para comer y otros no. La Cate, por ejemplo, regula sola su apetito. Al igual que la mayoría de los niños, ella ama los helados y las papas fritas.

5.    Al igual que el resto de los niños, les aseguro que entienden mucho más que lo que nosotros jamás nos imaginamos.

6.    Al igual que el resto de los niños, algunos son buenos para  la pintura y otros no.

7.    Si tienen problemas para mantener su peso, probablemente es por problemas a las tiroides que no se han detectado.

Al igual que el resto de los niños, algunos son gordos y otros no.

8.    Al igual que el resto de los niños, si los dejan arrancarse cuando quieren, se arrancan. Si les enseñan, al igual que el resto de los niños, no lo harán.

9.    Si bien la mayoría de las personas con síndrome de Down presentan flacidez muscular, el tema de la lengua es absolutamente educable. Al igual que el resto de los niños, hay que darles el derecho a aprender y creer en ellos.

10.Al igual que el resto de los niños, hay algunos a los que hay que ayudarlos más que a otros. Al igual que el resto de los niños, si se les da la oportunidad y no se les sobreprotege, logran mayor autonomía.

11.No son enfermos, en su estado regular están absolutamente sanos. Su estructura genética es distinta a la de las personas sin síndrome de Down. Distintos no es igual a enfermos.

12.Al igual que el resto de los niños, cada niño con síndrome de Down es absolutamente distinto de otro. No existen diferentes grados de síndrome de Down, lo que existen son las diferencias comunes entre un niño y otro.   

La creencia en nuestros hijos lo es todo. Su persona está por sobre su condición.

Los invito a recorrer juntos este camino ambicioso de generar cambios culturales para una sociedad más justa para todos.

3 Respuestas a “SD y Mitos

  1. ESPERO QUE MUY PRONTO ESTEMOS TODOS EN ESTA LUCHA.PARA PODER LLEGAR A MUCHO MAS DE LO QUE SE HA LOGRADO. SUERTE .

  2. Felicito a la mama de Caterina!! Tengo una nena que se llama Catalina y tiene 9 años y tambien sind. de Down. Ya lee y escribe lo cual me emociona enormemente y comparto la idea de derrumbar los mitos. Ella me ha enseñado que no existen, lo que si existe es una gran confianza y esperanza de que seguirá logrando todo lo que se propone. Es un SER admirable que me ha enseñado a vivir de otra manera y a criar a mis otras hijas con mucha sensibilidad. Gracias!!

  3. Estimad@s, me sumo a todas las alabanzas realizadas anteriormente por el esfuerzo puesto en cambiar lo que los seres humanos nos cuesta tanto tiempo construir, nuestra cultura y la gran cantidad de significados que a diario vamos asociamos al mundo que nos rodea. En la actualidad sabemos que todos tenemos ciertas capacidades y discapacidades para efectuar algunas tareas. No es sólo una característica de algunos síndromes sino que de TODOS LOS SERES HUMANOS. El que me cueste conducir no me inhabilita para realizar cálculos estadísticos y mucho menos para intentar aprender a manejar un coche. La posibilidad de luchar por lo que queremos es un derecho ganado al momento de comenzar a vivir, sólo hace falta entender que los límites no existen, los inventamos para evitar esforzarnos más de lo que nos acomoda.

    Ánimo a todos los partícipes de esta causa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s