A mi me tocó

Quisiera hacer una reflexión a cerca de un tema que se repite muy a menudo cuando hablamos de integración: ¿estamos preparados?

Esta interrogativa tiende a responderse rápidamente, casi impulsivamente con un NO.
Pues bien, voy a aproximarme al tema desde 2 perspectivas:
¿Estamos preparados como educadores? / ¿Estamos preparados como padres?

Es muy común encontrarse con equipos pedagógicos a punto de desertar el camino de la integración debido a la falta de preparación que han tenido en sus estudios respecto a alumnos con síndrome de Down.
Esto conlleva una serie de miedos absolutamente válidos, tanto como para los padres que recibimos a un hijo o hija con necesidades especiales, como para profesores que recibimos un alumno/a especial.

Quisiera contar mi experiencia como madre.
Si bien yo estudié educación, hasta antes del nacimiento de mi hija con síndrome de Down formé parte de la gran mayoría de personas de mi país que no sabían mucho del tema. (Y si algo sabía, fue mito).
Básicamente no sabía nada a cerca de personas con síndrome de Down, tenía mucho miedo a enfrentar esta nueva situación.

“Me tocó” tener a mi primera hija con síndrome de Down.
Fue como comencé desde cero este camino con mi hija.

Apostando a la educación, a su mirada, a su persona y a mi capacidad de enseñar. Y es que cuando uno enseña como mamá, puede que se equivoque en muchas cosas, pero si hay, amor, buenas intenciones, un poco de interés por saber más del tema y creencia, nada puede salir demasiado mal.

Entonces “casualmente” participé en una misa, cuando entró mi hija al Colegio. Fue la primera misa que asistí en aquella Institución.
El cura fue enfático al asegurar que cada uno de nosotros tiene misiones en la vida y que nadie más que uno puede resolverlas, es decir, nadie resolverá mi misión por mí.

Haciendo un traspaso de lo escuchado en misa , a mi “me tocó” educar a mi primera hija con síndrome de Down, no hay más opción para mi como madre, de sacarla adelante y luchar por su felicidad, que finalmente también es la mía. Sin duda tuve la suerte de contar con herramientas concretas en educación por mis estudios.

Mirando hacia atrás, siento que no ha sido fácil, pero ha sido tremendamente reconfortante.
Como me dijo un día otra mamá con una hija con síndrome de Down: “esto es intenso -cuándo es bueno es bueno, -cuando es malo es realmente malo-.” (Refiriéndose a nuestras vidas, con nuestras hijas con síndrome de Down)
 De que me he equivocado a veces, si claramente, he ido aprendiendo de mis errores.
¿Y el futuro? Nada está escrito… ya no hay tantos miedos, más bien hay luces que anuncian la prolongación de nuestra felicidad…

Doy gracias a Dios por permitirme vivir este camino en la que hoy llamo la “verdadera educación” o la “educación en esencia”. ¡Es educar a quién más requiere apoyo y quien más tiene dificultades para aprender! Sin duda esta mirada ha sido un gran aporte también en la educación de mis otras dos hijas.

Entonces me pasa que cuando escucho al profesor/profesora, que está en la incertidumbre de si apoyar o no la labor titánica de la integración, que dice no estar preparado para educar…, me surgen sentimientos que me remontan al nacimiento de mi hija…. y pienso…”no es necesario estar preparado desde la formación o malla curricular, sólo se necesita amor, buenas intenciones, interés por saber más y creencia.(en el niño/a y en las capacidades de uno para enseñar)…. nada puede salir demasiado mal .Lo demás se aprende sobre la marcha.

¡Si además te has formado en la educación… te invito a sacarte los miedos…y a animarte porque estás absolutamente capacitado!
Tu responsabilidad está en asumir que realmente “te tocó”.

Karin Schröder
  2007

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s