Archivo mensual: febrero 2008

Del dolor al amor

¿Quién dijo que la vida seria fácil?, creo que nadie. Si bien la vida nos da momentos de dicha y gozo, en los cuales nos sentimos plenos y privilegiados, también nos da momentos de tristezas y dolor, pero ¿Qué debemos sentir frente a estos momentos?, desesperanza, soledad, angustia, pena, en fin, un sin número de sentimientos vienen a mi mente. La llegada de un niño o niña con síndrome de Down a una familia no es fácil, nadie esta preparado, pero, nos hemos preguntado alguna vez si ellos ¿están preparados para esta vida?, mas aun ¿están preparados para una vida con la ausencia de su madre?
Este es el caso de Martina, mi razón de vivir, el motor que mueve mi mundo y que me da fuerza para levantarme del dolor. Por circunstancias de la vida, las cuales no merecen ser comentadas, Martina crecerá sin su madre, físicamente claro esta, ya que su alma y corazón se encuentran en cada sonrisa y mirada de su hija.
Ha esto me refiero al señalar que nadie dijo que la vida seria fácil, sin duda que para muchos y desde la perspectiva de la lógica la vida de Martina no será fácil, pero esta en cada uno de nosotros romper con la lógica, aquella que nos indica lo que debiera ser y no lo que realmente será, pues nosotros labramos nuestros caminos, somos los arquitectos de nuestras vidas, la lógica no es más que un parámetro de perfección, pero no de realidad, eso lo construimos nosotros día a día, a base de sudor, esfuerzo, pero sobre todo a base de amor.
Nadie esta preparado para la llegada de un hijo, nieto, hermano con SD, pero creo que debemos agradecer a Dios en las circunstancias en que estos llegan, quienes los rodean, el amor que ellos pueden lograr a sentir gracias a los que estamos a su lado, eso si lo podemos hacer, nosotros si podemos facilitarle sus vidas y ¿Por qué no hacerlo?

Daniela Bustos Araneda