Inclusión: ¿estamos preparados?

Son muchos los colegios que frente al desafío de educar en la diversidad sienten que no están preparados.

Quisiera contarles que yo tampoco pensé que lo estaba. Siendo educadora mi hija llegó a este mundo con  síndrome de Down, de sorpresa y sin anuncio. Cuando pensaba que todo estaba bajo control, me vino a enseñar que en realidad nada lo está. Que cuando pensaba que este no era tema mío, me vino a despertar para decir que sí lo era. Que cuando se hablaba de la diferencia como un error, me enseñó que la diferencia es perfecta y necesaria.

La verdad es que luego de casi 15 años resumo que tal vez nunca esté preparada desde la “infraestructura” como se suele decir por ahí. Doy vuelta atrás y recomiendo preparar el alma y los corazones para dejar afectarse por quiénes nos vienen a mostrar lo frágiles y a la vez lo divinos que somos los seres humanos. Me refiero a cada uno de nosotros. La preparación está en el querer y en el saber que nos vamos a equivocar, simplemente por ser humanos. La preparación pasa por considerar al otro en dignidad como a mí mismo.

Cada situación que hemos tenido que enfrentar para apoyar a nuestra hija en su proceso de vida, terminamos volcando nuestra mirada hacia nosotros mismos. Hacia: “¿cuánto estoy dispuesto yo, a dejar por ti”? Acción que en su entrega, revierte inmediatamente la situación para agregar: “,y a ganar por nosotros.” El cambio social ocurre en la singularidad de cada uno, no en la espera de que la ley se escriba o funcione.

Nuestra opción familia fue dejarnos afectar por nuestra hija, nuestra opción fue dejarnos tocar por la riqueza que existe en las personas con discapacidad intelectual. ¡Nuestro testimonio es de pura vida!

 El llamado no es a ser perfectos sino a estar disponibles: “¡Aquí estoy Señor! Habla que tu siervo escucha”. I Sam. 3,1-4.

Una respuesta a “Inclusión: ¿estamos preparados?

  1. Así es Karin, nadie está preparados para éso (y para muchas otras cosas); pero tienes toda la razón: “andando se hace camino”.
    Y como les dijimos a las maestras de Sara el primer día, no les traemos un problema, les traemos un RETO, un ¡hermoso! reto, y una magnífica oportunidad de aprender y crecer. Aprovechenla!
    Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s