Ser Humano, Ser Diferente (¿La diferencia como “fallita”?)

Tal vez una de las mayores dificultades con las que topo a diario es con la valoración negativa ante el concepto de diferencia.

Niños y niñas con dificultades de aprendizaje transitorias o permanentes, con trastornos del lenguaje, niños y niñas con síndrome de Down, con autismo, con disfasia, niños y niñas con síndrome de Asperger…..niños y niñas….jóvenes….adultos, ancianos, todos y cada uno distinto al otro.

Tenemos tanto apuro en diagnosticar y por otro lado tanto miedo a ser diagnosticados (No sólo cuando hablamos de discapacidad).

Nos entrampamos en el saber cuando apenas alcanzamos acercarnos al ser.

Desde la concepción comienza la carrera por el diagnóstico, o por el saber. Acorazados por la ciencia que supone cuidar la vida, hemos llegado a  estadísticas lamentables en países supuestamente avanzados como España , en los que por ejemplo, tan sólo un 5% de las personas con síndrome de Down logran sobrevivir al diagnóstico científico…el otro 95 % es abortado. El saber, comienza así a superar al ser.

¿Será entonces que el saber  deberá ir más de la mano del ser?

Sabemos por otro lado que si hay oportunidad, hay desarrollo, pero seguimos temiendo a lo desconocido.  Y buscamos información para saber.Ocupamos demasiado tiempo en ello sin saber realmente para qué lo hacemos.

Cuando en realidad lo que hace más falta es acercarse al ser…

Pongo en duda que encontremos la mejor de las informaciones  en libros, en Doctorados, en internet o  con expertos.

Por supuesto que los estudios y la lectura son tremendamente necesarios , sin embargo corremos riesgo de ceguera  al convertirnos tan expertos  en el saber de “algo” que perdemos el “alguien”.

Encontraremos la mejor de las informaciones en el SER. En mi ser y en el ser del otro. Cuando logre detenerme a conocer al otro, cuando quiera descubrirlo, cuando esté dispuesto a buscar en él su esencia y razón de ser. Cuando pierda el miedo a mirarlo a los ojos para verme en ellos lograré recién comenzar a entender al SER. Yo distinto, igual que Tú distinto. ¿Qué vienes a decirme y qué puedo decirte? ¿Podemos acompañarnos? ¿Podemos construir juntos? ¿Podemos vernos a los ojos? ¿Estamos dispuestos a detenernos en ello, o seguiremos buscando información que nos haga más especialistas?

La diferencia no es una “fallita” como escuché hace unos meses decir a un “experto”. La diferencia es un acierto. La diferencia es motivo de celebración. La diferencia es inherente al SER HUMANO.

No se trata sólo de una diferencia física que es obvia. Se trata de lograr acompañarnos y validarnos con y desde nuestras diferencias humanas profundas.

La diferencia nos convoca a construir a partir de valores comunes. Esa es la base: Nuestros valores. Los diagnósticos también forman parte de la base para construir, no el techo, ni la etiqueta. El diagnóstico es parte de nuestras diferencias. El diagnóstico sirve en cuánto permite dar apoyos intencionados. Pero la persona no se limita por ningún motivo al diagnóstico, ni al saber.

No es correcto ni justo, seguir diciendo “Mi hija o hijo es Down”….mi hija o hijo tiene nombre , y su condición es el síndrome de Down. Ella y todas las personas son personas …NO diagnósticos.

Quisiera ver más padres y madres diferentes disfrutando con sus hijos e hijas diferentes.

Quisiera ver más profesores y especialistas disfrutando de las diferencias de todos los niños y jóvenes. No sólo enseñando contenidos.

Quisiera ver más seres humanos aprendiendo los unos de los otros.

Vuelvo a decir que el tema trasciende a la discapacidad.

Cuando el médico le preguntaba a mi padre (quién murió de cáncer) cómo está, más allá de su enfermedad y su diagnóstico, lo sanaba. Cuando del médico surgía el ser humano, no había experticia que lo superara.

Cuando en cambio otros médicos le preguntaban lo mismo, mirando el historial en la pantalla del computador, nos enfermaba a todos.

Hay algo más allá del diagnóstico y la receta médica, que es mucho más potente. Lo podrán corroborar los que han vivido situaciones similares.

Es la conexión en el reconocimiento y acompañamiento del otro, que involucra compromiso humano.

Es el vínculo, de alma a alma el que trasciende. Es el médico que reconociendo la diferencia en la enfermedad de mi padre decide afectarse del dolor que él vivió y acompañarlo en ello, decide también aprender, y en ello nos enseñó a todos.

Mi padre no dejó de ser mi padre hasta el final. El médico no sólo tenía nombre sino que se convirtió en amigo. Ambos muy diferentes, ambos seres humanos.

Quisiera ver más padres y madres diferentes conversando acerca de las diferencias con sus hijos diferentes. ¿Qué nos pasa? ¿Qué sentimos? ¿Cómo nos validamos o nos escondemos? ¿Cómo nos acompañamos en esto?

Jean Vanier, quien tiene inmensa experiencia con personas con discapacidad intelectual, habla de la sanación a partir del más vulnerable, del excluido, del diferente.

Volver a la esencia. ¿Me reconozco vulnerable? ¿Tengo miedos? ¿Cómo los resuelvo? ¿Cuánto encasillo al otro desde mi saber, o desde mi ignorancia? ¿Qué entiendo entonces de lo que me quiere decir Jean Vanier del valor de la diferencia?

Tema amplio sugerido para personas con y sin discapacidad.

Es necesario abrir este tema y es necesario abrir muchos temas más. Es necesario volver a la sobremesa. A mirarnos a los ojos, a dejar el internet y tanta sabiduría  y experticia por un rato. Es necesario reconocernos diferentes, tal cual como Dios nos quiso crear.

El saber no puede condicionar al SER. El SER es único e irrepetible. Por tanto : riqueza inexplorada.

La “fallita” tal vez se encuentra en no reconocernos todos, felizmente diferentes. La “fallita” tal vez está en mirar más pantallas que almas.

La fallita está en ocuparnos de ser expertos en nuestro “estar en el hacer”, más que en el “estar desde nuestro existir”.

Las fallitas las cometemos a cada rato y hay que comenzar a repararlas.

De las diferencias de las personas, gracias a Dios tendremos siempre la oportunidad de aprender.

Karin Schröder / Julio 2011

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s