Archivo mensual: marzo 2013

Día Mundial del síndrome de Down ¡El tercer cromosoma es necesario!

El síndrome de Down es una condición genética de algunos seres humanos que posibilita que aquellos seres humanos que están a su alrededor aprendan a  reconocer lo escencial para vivir mejor.

En mi experiencia la descripción de una persona con síndrome de Down debiera ser mucho más amplia que sus rasgos físicos y/o genéticos.  Lo que sigue, además avala con creces la necesidad de recorrer caminos inclusivos hacia una sociedad mejor.

Por tanto mi definición contempla con urgencia lo siguiente:

El síndrome de Down es una oportunidad para:

  •  vivir más lento y ejercitar  nuestra habilidad para ser más pacientes.
  • reconocer al que está a tu lado como persona y a preocuparte por ella más lejos de la llamada el día de su cumpleaños.

El síndrome de Down:

  •  te enseña a mirar profundamente y conectarte desde el alma con otros.
  • te ofrece validar mejor al otro y generar mejores vínculos.
  •  te enseña a callar y dar más tiempo para escuchar y legitimar a los que están a tu alrededor.
  • te invita a descubrir que la solidaridad es bi-direccional
  •  te convoca a encontrar tu vulnerabilidad y ver todo lo que ganas con ser humilde.
  • te habitúa a trabajar en equipo.
  •  te ofrece reconocer la diferencia de todos como una enorme riqueza que se complementa a la perfección.
  • te muestra el valor de la incondicionalidad y la necesidad que hay de ella en el mundo.
  • te ilumina y muestra lo que realmente significa el éxito.
  • te reafirma la convicción de que todas las personas pueden aprender, partiendo por ti.
  • te hace valorar los procesos de toda la gente que te rodea y respetar que todos tenemos diferentes ritmos, te ofrece ampliar tu capacidad de ser menos impulsivo.
  • te hace vivir la experiencia de lenguajes comunes que trascienden fronteras.
  • te invitan a vivir la experiencia de compartir lo mejor, sin temor a que te quiten algo, demostrándote que compartiendo sólo sumas.
  • te anima a quitarte tus miedos y te prepara para comprometerte.
  • te ayuda a validar los errores de los adultos y te enseña  el valor de perdonar y perdonarte.
  •  te demuestra que la sabiduría no consiste necesariamente en ser especialista, sino lograr que con tu especialidad no olvides  ver el todo.
  •  te invita a entender que el concepto de calidad es proporcional al concepto de diversidad.

¡El tercer cromosoma no sólo es Extra sino NECESARIO!

No por nada el síndrome de Down es visible y reconocible fácilmente. De seguro Dios a intencionado esto facilitando su identificación en nuestra sociedad.

Ahora que sabes de qué se trata el síndrome de Down, tienes la opción:

¡Te acercas o te la pierdes!

Karin Schröder, Marzo 2013

Sugiero entrar en este enlace relacionado al 21 de marzo (21 en el par 3): ¡Excelente iniciativa!

http://downberri.org/2013/02/18/dia-mundial-del-sindrome-de-down-el-doodle-de-google-para-el-21m/